En la planta de procesamiento de Bagua Grande se realiza un exhaustivo análisis del café de Yakumama y se le prepara para ser enviado al puerto de Paita.

Cuando los lotes de café están completos por calidades son trasladados hasta la planta de procesamiento certificada de la Cooperativa Agraria Cafetalera Bagua Grande, en la región Amazonas, con la que la venimos trabajando desde el 2014.

En esta planta se extrae una muestra no menor de 300 gramos para el respectivo análisis físico y sensorial de ingreso. Se trilla, se pasa por zarandas para retirar los granos pequeños y se buscan los defectos. También se evalúa la humedad ya que no se puede exportar si el café tiene más de 11 grados de humedad. Luego, con la participación de nuestro catador y otros profesionales, la muestra se tuesta para catación y se le asigna un puntaje.

Con esta información se determina cuánto café ingresará a la planta para su procesamiento. Esta etapa incluye limpieza de impurezas con una malla taranga pre limpiadora y a través de una despredadora, la cual saca las piedras por vibración. Después pasa por una trilladora Apolo 4 para pelar el pergamino y dejarlo en grano verde, trillado y pulido. Seguidamente se realiza la clasificación del café por tamaño, peso y color.

De cada muestra se realiza una catación de salida para asegurarse de que cada café cuente con las características demandadas por nuestros clientes a fin de que pueda ser distribuido a los consumidores finales en los mercados correspondientes. Finalmente, se realiza el ensacado para su exportación desde Paita, en la región Piura. Desde este puerto de embarque el café de Yakumama sale del Perú al mundo.

Comparte este contenido:
Última modificación: 23 julio, 2019

Autor